Factorización de facturas Empresas y Fraude: Lo que necesitas saber

Parece que todo el mundo mira, empresas factorización de facturas están en aumento apareciendo por toda la Internet. Una simple búsqueda de empresas factorización de facturas en un motor de búsqueda, por ejemplo, dará lugar a que algunos resultados 373K. Por desgracia, cada vez que un sector empresarial experimenta un crecimiento espectacular, algunas personas por ahí eligen tomar ventaja de esto por el fraude cometer para su propio beneficio económico.

Presentado facturas infladas o falsas a empresas de factoraje

Fraude factoringCon mucho, el tipo más común de fraude por cobrar factorización está comprometida con la creación de facturas falsas con el apoyo de los documentos de apoyo igualmente falsos. Los programas de software y gráficos permiten a las facturas que se creará con relativa facilidad permitiendo una factura comercial imitador a pasar desapercibida. Otras veces una empresa con una relación establecida con la compañía de la factorización de facturas puede tratar de deslizarse en una factura falsa con la esperanza de que la compañía de la factorización de facturas será confiar en ellos, por tanto, renunciar a los procedimientos de verificación y de fondo habituales. Ellos podrían buscar $8000 cuando la factura real es solamente $800 y echarle la culpa a un error administrativo. Desafortunadamente, a veces tienen éxito si el factorización de facturas compañía salta porciones del proceso de verificación, ya que dependen demasiado de la relación establecida.

Cuando un fraude ha sido cometido por un cliente habitual la utilización del factoring cuentas por cobrar, el cliente va a cometer un fraude en general, una y otra vez el uso de nuevas facturas falsas para pagar viejas facturas falsas. Y así continuará el ciclo de servicios de factoring fraudulenta hasta que la empresa infractora se ve atrapado o evade.

Requiere punto de Factoring Doble, Comprobación Triple

Otros tiempos, la actividad fraudulenta puede estar asociada con la factorización punto también llamada única factorización de facturas, cuando una empresa trata de obtener financiación por una sola vez de sólo acuerdo. En este caso, la búsqueda de compañía de la factorización de facturas es menos probable que establecer una relación duradera con la empresa de factoring y más propensos a tomar el dinero y corre. The con in spot factoring may work with a company setting up an entirely fictitious business with phony records and credit histories and even a staged verifier who provides made-up information to the factoring company to “verify for accuracy.”

Relationships Can Not Replace Verification for Invoice Factoring Companies

Por supuesto, debida diligencia, thorough verification, and corroboration are the keys for a factoring business to avoid becoming victims of such a scheme. Though persecution of such fraudsters does happen like the Arrow Trucking Fraud case, fraud can be a difficult, labor-intensive claim to prove depending on the size and multitude of the scam.

So any client that is reluctant to provide identifying information to the invoice factoring company could be suspicious. Because account receivables factoring is based upon expediency, a client could try to take advantage of this by rushing the company through the process in hopes they won’t pay too close attention to the documentation. Yet taking short cuts should never take the place of verification, and those companies who skip this crucial step are putting themselves at risk.

Empieza ahora. Aplica online
O llámenos a cualquier 24/7 a 800-672-3844.

Se Habla Español


Sobre el Autor:

Robert Bernfeld se inició en el sector financiero comercial en 1974. Sus primeros años incluyen posiciones con Aetna crédito del negocio y el Grupo Foothill. Durante los próximos treinta y cinco años. Señor. Bernfeld establece tanto el arrendamiento de equipos y cuentas por cobrar empresas de factoraje. Se asoció en la fundación de facilitadores comerciales, Cía. en 1999. Sr. Bernfeld se graduó de la Universidad de California, Riverside en 1974 y recibió el grado de Doctor en Jurisprudencia de la Facultad de Derecho de la Universidad de Loyola en 1977.

Ver más artículos por Robert Bernfeld